Skip navigation

Conocía bien los pasos…

«ABAJO-IZQUIERDA-ARRIBA-IZQUIERDA-ABAJO-IZQUIERDA-ARRIBA-IZQUIERDA-ABAJO-IZQUIERDA-ARRIBA-IZQUIERDA-ABAJO-IZQUIERDA-ARRIBA-IZQUIERDA-ABAJO-IZQUIERDA-ARRIBA-IZQUIERDA»

…pero también sabía que lo único que podía conseguir con ellos era volver al punto de partida. No era más que un truco, una artimaña ideada para convencer a los curiosos de que era capaz de conseguir algo -aunque no fuese cierto-, y su utilidad se limitaba a eso: orden-caos-orden: pero era dar vueltas en círculos; porque ese caos no era real, sino un desorden fingido…era como entrar en un laberinto con un gps.

Era lo que tenía, pero no era en absoluto lo que quería.

Hasta que un día comprendió que el verdadero problema era que todo giraba en torno a un mismo eje y que los movimientos eran limitados. Y supo que, para poder hacer cualquier cosa, sólo había una cosa que podía hacer. Y la hizo.

Moving!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: