Skip navigation

Siempre llega. Da igual que estés regando las plantas o mirándote la porquería de las uñas de los pies con cara de imbécil; siempre llega un momento en el que te das cuenta de que ya no es lo mismo. Lo sabes sin más. Mierda, llevas sabiéndolo bastante tiempo, pero no te habías parado a pensar.

¿Cuánto hace que el azul dejo de ser tu color favorito?… y sin embargo, tú sigues respondiendo lo mismo.

-Hay algo que huele mal, pero ahora no tengo tiempo…ya buscaré luego-, y a los tres días descubres el cadáver semidescompuesto de una rata bajo la cama; y joder, cómo apesta.

Y ahí estás tú, que no terminas de comprender qué es lo que ha cambiado, pero te esfuerzas por hacer lo mismo de siempre, intentando que, tal vez a fuerza de repetirlo, todo vuelva a tener sentido. Pero eso no pasa, nunca pasa.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: