Skip navigation

Intentamos cambiar, huir, avanzar; dejar atrás, lejos; muy lejos, todo cuanto pueda recordarnos quienes fuimos, con la esperanza de lograr ser quienes nos gustaría; pero para bien o para mal, hay cosas que, por mucho que cambiemos permanecen inmutables; siempre queda un atisbo de lo que fuimos que nos ata irremediablemente.
No porque lo olvidemos, ni porque ya no nos pertenezca; sino porque en algún momento volveremos hasta ellas, nos guste o no; y recordaremos lo que fuimos.
Comprenderemos lo que fuimos, recordando que, tampoco distamos tanto de aquellos que sentados en la cocina se ataban torpemente los cordones de los zapatos, sin que nada nos hiciese sospechar que volveríamos al mismo lugar, y de alguna forma, al mismo instante.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: