Skip navigation

Tercera fila centro.
Avanzamos lentamente a pasos desiguales mientras las consignas nos llegan progresivamente. Alguien susurra al fondo, otros lo imitan; todos gritamos hasta que las palabras se disuelven lentamente para dar paso a otras nuevas.
La policía nos mira en cada cruce por el que pasamos, y en cada calle gritamos más que en la anterior.
Paramos un par de veces y el megáfono cambia de manos; cambia de voz.
Seguimos avanzando, y la gente sigue gritando y saltando; debo de estar haciendo algo mal…
Una calle más, una voz nueva; nuevas palabras, nuevas consignas; la gente nos mira desde las otras calles, y seguimos gritando.
Intento gritar más fuerte, puede que nadie se de cuenta…grito más fuerte; me duele la garganta pero sigo gritando, mientras grito siento como la risa sube por mi garganta, pero estoy ocupada gritando. Sí, creo que ya lo he entendido…
Llegamos a la plaza y la gente desaparece por las calles como la arena por el desagüe de la ducha; quedamos seis y tenemos hambre.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: